“España es muy atractiva para invertir.
Es un mini Sillicon Valley”

Robert C.S Monks, socio de Monks O’Neil Development LLC

30 jul 2019 / 09:36 H.

Robert C. S. Monks es uno de los emprendedores más conocidos de Estados Unidos. Miembro de la dinastía Carnegie y una de las grandes fortunas americanas, cerró el pasado mes su inversión en la española Loozend, una startup que ha diseñado una tecnología especializada en la recuperación de documentos en el ordenador. Sin embargo, todo apunta a que esta inversión no será la última que cierre en el país, del que se declara enamorado.

¿Por qué se ha decidido a invertir en España?

En primer lugar, tengo vínculos emocionales con el país. Viví un tiempo en Barcelona cuando estudiaba y cogí mucho cariño a los españoles. Después, mi visión positiva sobre el país aumentó cuando mi hijo vino a estudiar al IE y conocí a algunos de sus profesores y compañeros. Quitando los vínculos personales, España me parece muy atractivo para invertir por su situación macroeconómica. Uno de los problemas que tenemos en EEUU es que nuestra mano de obra está menos cualificada y el motivo es que es mucho más caro graduarse. Los jóvenes dejan la universidad con cientos de millones de dólares en deuda, por lo que hay mucha gente que decide no ir. En España es distinto. El fácil acceso a la educación hace que la gente esté mucho más preparada y encuentres a gente muy capacitada. En EEUU no los encuentras, lo que va a ser un gran problema a futuro, especialmente en carreras o formación tecnológica. Madrid, igual que otras partes de España, se ha convertido en un mini Silicon Valley. Sobre la inversión en Loozend, nuestro interés responde al de la evolución del negocio de las fintech, en el que uno de los mayores problemas que tenemos es el de cómo asegurar nuestra información. Dos de mis empresas han sido pirateadas recientemente y es un proceso brutal una vez que has sido hackeado porque tienes que identificar a todos tus clientes. Este proceso es increíblemente caro y todavía no tenemos la capacidad de almacenar la información de forma segura. Creo que eso va a ser un producto muy interesante para introducir en EEUU.

Uno de sus negocios tiene que ver con los fondos activistas, ¿qué opina de este fenómeno en España?

Esta es una de las áreas en las que estoy muy interesado y en las que quiero invertir en España. Hay un montón de cosas que hacer en materia de gobierno corporativo. España es muy interesante porque tienes un buen número de inversores institucionales que invierten en todo el mundo y que quieren que sus derechos de voto cuenten. Siempre hay tensiones entre el equipo directivo y los accionistas porque normalmente los segundos no están tan representados. Esto también no sólo pasa en España, sino en la UE en general. Los criterios ESG flaqueaban hace unos años, pero es algo a lo que los inversores y las compañías le han dado bastante importancia. Ahora la gente ha tomado conciencia de la importancia de cuidar el entorno y hay muchos preocupados por el comportamiento de las compañías. Por eso son tan importantes los fondos activistas. Creo que esto va a ir cogiendo velocidad en los próximos años.

¿Qué opina de la guerra comercial en EEUU?

Yo defiendo el libre comercio, creo que es realmente importante romper las barreras entre la gente. Tenemos un montón de problemas globales que resolver, desde el terrorismo al cambio climático. Hay una tendencia en el mundo actual hacia los totalitarismos y hacia imponer barreras al comercio, yo creo que mirar a los inmigrantes como algo malo es una cosa muy negativa. Creo que debemos ir hacia delante juntos, ser capaces de desarrollar nuestras capacidades trabajando juntos, no enfrentándonos.

¿Qué opina de la emprendeduría en España? ¿Qué diferencias ve entre este país y EEUU?

La principal diferencia es la psicología. En España son mucho más negativos que en EEUU. Los norteamericanos tenemos la habilidad de enfrentarnos al fracaso de una forma distinta a los españoles. A la hora de promocionar la empresa, ellos te cuentan la idea y saben transmitir que están convencidos de que es algo que va a dar beneficios y va a ayudar mucho a la comunidad. En España tendrían que aprender eso. Hablando con los amigos de mi hijo he llegado a la conclusión de que muchas de las escuelas de negocio aquí están muy por delante de las de EEUU. Aquí enseñan a emprender, en EEUU ponen énfasis en las áreas financieras. Aquí enseñan a hablar en público, a trabajar en grupo, a comunicarse. Esto es algo muy importante. Al final, lo que buscan todos los emprendedores es financiación y eso se consigue, principalmente, a través de contactos y de saber relacionarte. Otra de las cosas buenas que hay en España son los search funds.