“Estamos estudiando lanzar un fondo para capital privado en los próximos doce meses”

Alfredo Fernández, socio fundador de Everwood Capital. Jose Antonio Urquizu, socio fundador de Everwood Capital y Eduardo Soria, socios operativo de Everwood Renewables

25 jun 2019 / 10:10 H.

Everwood Capital es una de las gestoras más jóvenes del territorio español. Sin embargo, desde que se fundó en 2015 ha conseguido importantes éxitos gracias una estrategia diferencial en sus tres áreas diferentes de inversión: renovables, capital privado e inmobiliario. De hecho, Everwood Capital se ha convertido en la primera gestora española en ganar una convocatoria del Fond-ICO Global -el programa de dinero público para impulsar el sector del capital privado- con un fondo para invertir en renovables: Everwood Renewables Fund IV-Greenfield. A diferencia de otras gestoras españolas tradicionales, el equipo directivo cuenta con unos perfiles muy diversos: desde financieros a expertos industriales. Para contar su estrategia de inversión y las novedades de la gestora, dos de sus socios fundadores -Alfredo Fernández Agras y José Antonio Urquizu- junto a uno de sus socios operativos para renovables -Eduardo Soria-, reciben a elEconomista Capital Privado en su sede.

¿Cómo funciona su división de capital privado? ¿Qué les hace diferenciales?

Alfredo Fernández Agras (AFA): Miramos operaciones de entre uno y 10 millones de ebitda (resultado bruto de explotación), a veces un poquito más. Cuando son en la parte baja, hacemos las inversiones nosotros solos. Cuando lo hacemos en la parte alta, buscamos coinversores. Uno de los temas que estamos pensando es hacer un pequeño fondo para invertir en pymes porque son muy interesantes. Todavía lo estamos estudiando y montando, pero nos gustaría implementarlo en los próximos doce meses y con un enfoque generalista.

¿No temen un aumento de la competencia?

José Antonio Urquizu (JAU): Este segmento antes se cubría más, pero ahora casi todos los fondos han ganado tamaño y hay muchas pymes medianas -con valoraciones por encima de los 10 millones de euros- que han sido desatendidas por el inversor. En total, hemos hecho nueve transacciones, de las que seis ya se han vendido, como Neoelectra, Aurgi o Cinemanía. Ahora nos quedan tres participadas: Catral Gardens -especializada en cañido para cerramientos de jardines-, Saffron Packers -fabricación de azafrán- y un aparcamiento. Hemos hecho buenos retornos, hemos tenido un buen track record, todo se ha vendido muy bien. Al final por un tema de escala y prioridades todavía no nos hemos podido poner con el fondo nuevo, pero queremos hacerlo.

AFA: Uno de los problemas que tienen las operaciones pequeñas es que, o pones dinero, o no te compensan como gestora. Yo me meto en lo que creo que va a ir bien y donde voy a ganar como inversor. Es verdad que a veces como inversor no tenemos capacidad para invertir cuando aparecen operaciones más grandes y cuando buscas dinero para casos concretos, te puedes encontrar con que estás negociando, pero de repente, las operaciones cambian, o su estructura, y tienes que explicarlo a tus coinversores. Esto al final te quita agilidad en la toma de decisiones que puede ralentizar o perder la oportunidad.

Uno de sus focos prioritarios de inversión es el área de renovables, ¿cómo va este negocio?

AFA: Actualmente es el área más importante de nuestra gestora y tenemos cuatro fondos. Tres están levantados ya: el primero exclusivamente con clientes de Andbank (15 millones en enero de 2016); el segundo también con clientes de Andbank (30 millones en diciembre de 2016); y el tercero que es un mix, tenemos 8,5 millones con clientes de Andbank y otros 100 millones de un inversor inglés (julio 2017). Estos tres fondos invirtieron en el mercado regulado con la premisa de comprar en un momento que era bueno para el mercado y con el tiempo hemos demostrado que ha sido un éxito. Fuimos la primera gestora que sacamos un producto para invertir puramente en esto, la realidad es que la gente sigue invirtiendo dinero para entrar en esto, pero nosotros ya estamos de salida. Ahora mismo este tipo de activo es muy interesante y después de las palabras de Draghi todavía mucho más. Al final son productos que son pseudobonos en cuanto a que dan un retorno fijo en un mundo de intereses cero o negativos. Ahora a lo que nos estamos dedicando es a levantar e invertir el fondo de pool -mercado mayorista-. Hemos sido los primeros que hemos sacado en España un vehículo para construir nuevas plantas, entendiendo muy bien la dinámica del sector y de los parámetros medioambientales del Gobierno y de las directivas europeas. Tenemos levantados 150 millones de capital.

JAU: Además, hemos firmado el EPC de la primera planta de 50 MW que empezaremos a construir a finales de julio, tenemos un PPA con una estructura muy beneficiosa para los inversores.

Han sido la primera gestora en ganar una convocatoria del Fond-ICO Global con un fondo de renovables, ¿cómo lo han conseguido?

JAU: Sí, nos hemos presentado más veces y en la anterior ya ganó un fondo portugués de infraestructuras. Pensamos que es un producto que encaja muy bien porque es un producto que ya tiene tamaño y con el que ya teníamos levantado gran parte del fondo. La estrategia del fondo encaja muy bien con la política económica del Gobierno de impulsar las energías renovables.

Eduardo Soria (ES): Además, también supone un aumento del empleo rural, que es otro de los temas que ha salido en las elecciones para solventar el problema de la “España vacía”.

¿Cómo es la base inversora de este fondo?

AFA: Hemos conseguido 123 millones de euros por nuestra cuenta y 27 millones del ICO. De los 123 millones, la mayor parte provienen de Andbank. Tenemos una relación larga con ellos porque es el cuarto fondo que hacemos juntos y han hecho muy buen trabajo. El haber tenido éxito en los fondos anteriores da mucha confianza y seguridad, por lo que tenemos mucho inversor que repite. De esta cantidad, la mitad son de banca privada más pequeños -patrimonios de entre 250.000 y 500.000 euros- y la otra mitad de banca privada más institucional: family offices que son muy institucionales, grandes inversores de capital privado a nivel español y europeo, también tenemos alguna institución financiera... Antes de levantar dinero en todos lados, queríamos hacerlo primero en los mercados que nos conocen. Ahora estamos empezando a centrarnos más en el mercado internacional para la captación de fondos del vehículo (fundraising).

¿Tienen previsto invertir en nuevos mercados con este vehículo o van a limitarse a España?

AFA: El objetivo fundamental del fondo es la Península Ibérica, pero también vamos a dejar algo para Portugal, aunque la verdad es que estamos viendo más cosas para invertir en España. El fondo está estructurado para que podamos invertir algo en Italia, pero estamos viendo que ese mercado está más atrasado, por lo que la inversión va a ser bastante testimonial. Pensamos que en unos años, el mercado va a estar en un momento como el que vive ahora España.

¿Cómo está evolucionando el ritmo de inversión en este nuevo fondo?

JAU: Estamos yendo bastante mejor de lo que esperábamos. La primera inversión la cerramos en diciembre, la segunda en febrero y antes del verano esperamos cerrar entre dos y tres más. Nos deberíamos plantar con más de 200-300 MW en propiedad este verano. El objetivo que tenemos es tener conectado un portfolio de 900 MW de aquí a tres años. Pensamos que va a ser un éxito tanto por el posicionamiento que tenemos, por las geografías en las que estamos -que son las zonas de máxima irradiación de Europa-, como por la tecnología a la que estamos enfocados, ya que hoy en día la energía fotovoltaica es la forma más eficiente de hacer electricidad. Vamos a ser de los pocos portfolios de tamaño en los próximos tres años, algo clave para los consolidadores del negocio, que creemos que van a ser fundamentalmente las compañías eléctricas, no solo nacionales, también internacionales. Además, las petroleras también se están publicitando como compañías eléctricas, la llegada del coche eléctrico se está produciendo a un ritmo más acelerado de lo que la gente anticipaba y el mundo está convergiendo hacia renovables. Está yendo todo hacia la tendencia que vimos hace años cuando pusimos en marcha la gestora.

ES: Sí, hay que tener en cuenta que muchas petroleras internacionales que, a través de la compra de renovables o de la firma de PPA, pueden entrar en el mercado eléctrico.

¿Creen que exista una burbuja de renovables?

JAU: El precio en España no es distinto al que estamos viendo en otros países como Reino Unido, Italia, etc. El problema es que hay mucha más demanda de puntos de conexión que los que puede ofrecer el sistema. Lo que importa es cuánta gente hay con dinero capaz de llevar estos proyectos a término. Al final, tenedores finalistas de los activos no hay tantos.

ES: No creemos que vaya a haber muchos puntos nuevos de conexión. De hecho, algunos de los que ya han sido concedidos, van a volver a salir porque hay tenedores que no son finalistas y que no van a poder llevar el proyecto a término, por lo que creemos que los van a volver a sacar al mercado.

JAU: España viene de muy atrás. Tenemos 4,7 MW instalados de potencia solar y el Plan Nacional de Energía y Clima habla de entre 30 y 50 MW. Tienes 28 MW que están con posibilidad de conexión a red y tienes muchas más peticiones. Lo que hay es un desequilibrio entre peticiones de conexiones a red, las que hay disponibles y los proyectos viables.

ES: Necesitamos hacer decenas de gigawatios y ahora tenemos sentadas las bases para los próximos años. Esto no será rápido porque muchos se demoran por temas medioambientales.

¿Qué es lo que les diferencia de otras gestoras de renovables?

AFA: Al final la gente lo que te compra son estrategias de éxito. Hemos sido líderes en el mercado regulado cuando nadie hacía esto porque era muy complicado, que es algo que pensamos antes incluso de que llegaran los fondos extranjeros. Esto también nos ha pasado con el del mercado no regulado, que llevamos mucho tiempo trabajando. La ventaja que tenemos respecto a otros competidores es que ya tenemos proyectos reales. En España lo que no hay es experiencia de construir en los últimos cuatro o cinco años.

ES: Tenemos también mucho equilibrio entre la parte financiera y la industrial, que es un valor diferencial. Al final, aportamos una experiencia que es difícil de atesorar para otro tipo de fondos.

Últimamente estamos viendo muchos movimientos de consolidación de gestoras... ¿No se plantean dar entrada a un socio?

JAU: Muchos se nos han acercado. Al final hay mucho dinero

en el mercado y los inversores buscan al mejor equipo gestor, saben que nosotros somos independientes, pero nosotros queremos seguir siéndolo.

AFA: Nosotros queremos seguir siendo independientes, no queremos ser empleados de nadie.

JAU: El dinero del mercado que más miedo tiene es el de los internacionales, que cuando pasa algo, son los primeros que se marchan, como ocurrió hace años. Nosotros queremos seguir teniendo la última palabra en las decisiones de inversión. Si dependes de otro, igual donde ves la oportunidad de invertir, él no la ve y al final te quedas sin hacer un buen negocio. Queremos seguir siendo independientes y tenemos un buen track record.

AFA: Acostumbrados a trabajar en el mundo de la banca privada, nos gusta mucho decir el retorno para el inversor. En el caso del private equity, se dice cuánto es una inversion y qué retorno te da esa inversion, pero no le metes los costes de gestión, ni de éxito de la gestora. Intentamos ser muy transparentes con los inversores. Es más, del primer fondo a final de mes vamos a devolver un 66 por ciento del capital sin vender ningún activo, y del fondo dos, por encima del 42 por ciento. Nuestra filosofía es que miramos el dinero como si fuera nuestro, nos gusta participar en las inversiones en la manera que podemos y somos muy proinversores porque nos ponemos en los pies de qué haríamos con nuestro dinero.

¿Cómo valora la evolución y las perspectivas de su negocio inmobiliario?

AFA: Hoy en día en inmobiliaria, hay muchísimo dinero y todo el mundo tiene conocimientos sobre esta industria. No tenemos un fondo para invertir como tal, sino que invertimos en función de las oportunidades que surgen.
Lo que no queremos hacer es meternos a que la rentabilidad de nuestro negocio dependa del ciclo. Lo que buscamos son oportunidades que tengan un valor intrínseco mayor.

JAU: Nuestra estrategia se sale un poco de lo que hay en el mercado. Tratamos de centrarnos en estrategias de inversión distintas a las que hacen los demás. Buscamos invertir en edificios residenciales actualmente en rentabilidad en zonas secundarias (no prime) de Madrid y Barcelona y prime de las mayores capitales de provincia.