BC Partners viste de largo a Pronovias para su avance internacional

La compañía pone el foco de su crecimiento en China y Estados Unidos, donde quiere expandirse con adquisiciones y alianzas estratégicas

29 oct 2019 / 08:59 H.

La tranquilidad y un rumbo de negocio claro se han instalado en Pronovias. La multinacional española puso la guinda a su pastel nupcial con BC Partners con el nombramiento a principios de 2018 de Amandine Ohayon como consejera delegada, que es la encargada de capitanear el nuevo proyecto de crecimiento de la cadena, en la que este fondo desembarcó en 2017 tras imponerse a otros candidatos en un duro proceso competitivo y comprar el cien por cien de la compañía -Alberto Palatchi, su fundador, recompró posteriormente el 10 por ciento para quedarse como minoritario-.

“Desde entonces y gracias a la entrada de BC Partners la deuda de Pronovias cotiza en Londres y la estrategia la marca Amandine Ohayon para completar el crecimiento internacional y consolidar la marca con el lanzamiento de nuevos productos”, explican desde la compañía con sede en Barcelona y hermética a la hora de hacer pública cualquier información financiera o de objetivos de negocio y resultados. Ohayon ha desarrollado toda su carrera en la industria del lujo liderando la expansión de marcas a nivel internacional, lanzamientos de nuevos productos, crecimientos del canal retail, acciones de patrocinio y eventos para marcas de lujo de L’Oréal como Lancôme, Kiehl’s, Biotherm o Armani, entre otras.

Entre las nuevas líneas del crecimiento del negocio de Pronovias destaca su mayor presencia en China, Estados Unidos y en el conjunto de Norteamérica e incrementar la actual geografía de puntos de venta de la enseña española que dispone de más de 3.800 puntos de venta en 90 países de todo el mundo, lo que la convierte en líder internacional en el sector con una posición privilegiada en el mercado internacional.

Alianzas y compras

En EEUU, por ejemplo, cuentan con una alianza con un diseñador reconocido y el grupo español ha regresado al negocio de las colaboraciones con creativos de la mano del neoyorquino Zac Posen. En China acaban de abrir su primera flagship en el complejo Plaza 66 de Shanghái. Además, a través de operaciones de compra, la compañía ha optado por ganar cuota de mercado en Europa. BC Partners adquirió la holandesa LadyBird a través de Pronovias Group y en julio de 2018, la compañía había tomado el control de la italiana Nicole, uno de sus principales competidores en Europa.

Según el análisis de la oportunidad de compra que realizó BC Partners y al que ha tenido acceso elEconomista, la entrada en el capital de Pronovias, de forma mayoritaria, se realizó teniendo en cuenta que “es la marca líder mundial de Bridal wear, con una posición única y muy diferenciada en el mercado. Con más de 50 tiendas, unos 60 franquiciados y más de 3.300 puntos de venta en todo el mundo, la empresa es número uno en la mayoría de los países europeos”, informan fuentes próximas al fondo de inversión. Los analistas de BC Partners, como tesis de inversión, defienden a la hora de aprobar la compra que Pronovias pertenecía a “un nicho de mercado resistente con características atractivas: Gran mercado direccionable en toda Europa y América del Norte; altamente defensivo y estable; y el canal en línea sigue siendo periférico”. Y añadían: “Destacamos que la marca, la potencia de comercialización y las mejores capacidades logísticas y de servicio siguen siendo los pilares clave de la industria nupcial. Pronovias es una marca líder con presencia global y ventaja de escala y sigue siendo el único actor global de la industria con una cuota de mercado relativa muy fuerte y el mayor reconocimiento de marca”.

En cuanto a sus palancas de crecimiento, BC Partners destaca “la importante oportunidad en el segmento de precios medios -rango de 1.000 a 1.500 millones de euros-, donde Pronovias cambió de marca y se relanzó; el potencial de Norteamérica también se validó; y un mayor impulso en la región de APAC con nuevas aperturas en toda la región, así como un agregador natural en un mercado muy fragmentado que se justifica en la compra de Nicole como una gran adición al grupo Pronovias y generará sinergias sustanciales”, explican desde Londres. Las mejoras en el sector nupcial son necesarias para ganar en productividad y mantener una posición de liderazgo ante la irrupción de marcas que apuestan por la rebaja de precios. El sector nupcial debe mantener las premisas de un diseño casi artesanal de cada vestido y mantener la logística y distribución suficiente para ser un actor global. Precisamente, estos son los retos a los que se enfrenta la nueva consejera delegada de Pronovias en su mandato.