China acelera en 2020 la inversión en España

Tras bajarla un 95% en 2019, el gigante asiático arranca este año con relevantes adquisiciones como Aldesa, Puentes y las ingenierías de Iberdrola, Naturgy
y Técnicas Reunidas

25 feb 2020 / 08:44 H.

China ha arrancado 2020 con un impulso a la inversión en España, después de que en 2019 la cifra se contrajera un 95%, al pasar de 1.170 millones de dólares (1.061 millones de euros al cambio actual) a 80 millones de dólares (72,5 millones de euros), según un informe de Baker McKenzie. La estatal China Energy Engineering Group, conocida como Energy China, firmó recientemente la adquisición de varias ingenierías de Iberdrola, Naturgy y Técnicas Reunidas centradas en el ámbito energético y, muy especialmente, en el nuclear. Asimismo, en las próximas semanas se cerrarán otras dos operaciones de relieve acordadas el pasado mes de diciembre: la compra, por parte de dos constructoras del gigante asiático, de Aldesa, por un lado, y Puentes y Calzadas, por otro.

El importe final de estas operaciones no ha trascendido, pero multiplican significativamente la inversión china en España registrada en el último ejercicio. Representa, además, el desembarco decidido de China en las empresas de infraestructuras españolas tras múltiples tentativas en los últimos años. Una apuesta con la que pretenden facilitar su expansión en Latinoamérica al aprovechar sus referencias. HNA y China State Construction Engineering Corporation (CSCEC) analizaron en su día entrar en OHL. La segunda hizo lo propio con Duro Felguera y en el radar permanecen otras firmas como Abengoa. El único precedente significativo que se concretó es el de Eptisa, la ingeniería que JSTI adquirió hace tres años, si bien el desembolso que requirió se limitó a 16 millones de euros.

Energy China, 12ª mayor constructora del mundo en 2018 por ingresos según la lista de ENR, rubricó la semana pasada, a través de China Energy Engineering Group Planning & Engineering (CEP), la compra del 100% de Empresarios Agrupados Internacional, Ghesa Ingeniería y Tecnología y EA servicios de explotación nucleares GNIT, tal y como adelantó elEconomista. La operación arrancó hace dos años cuando Iberdrola puso a la venta su participación. Un movimiento que secundaron después Naturgy y Técnicas Reunidas. El nuevo propietario pretende generar sinergias entre las compañías.

Mientras, China Railway Construction Corporation (CRCC) ha pactado la toma del 75% de Aldesa, la novena mayor constructora española por cifra de negocio. Ejecutará su entrada a través de una ampliación de capital de 250 millones de euros más una cantidad adicional -no revelada- para los actuales propietarios, la familia Fernández Rubio, que conservará el 25%. Con ello, el gigante chino, que cuenta con una mayoría del capital en manos del Estado pero que cotiza en bolsa y cuenta con grandes fondos de inversión entre sus accionistas, quiere crecer en Latinoamérica y Europa. Su aterrizaje dotará a Aldesa de capacidad financiera para dar el salto a grandes proyectos internacionales.

La familia Otero, por su parte, ha llegado a un acuerdo para dar entrada en la compañía de infraestructuras gallega Puentes y Calzadas, a China Road & Bridge Corporation (CRBC). La filial de China Communications Construction Company (CCCC), la cuarta mayor constructora del mundo, tomará una participación mayoritaria.

Con la adquisición de empresas de construcción e ingeniería españolas, China quiere potenciar su expansión en Latinoamérica, una región en la que ya tienen una presencia muy destacada -sus constructoras son las segundas que más facturan sólo por detrás, precisamente, de las españolas-. Los países latinoamericanos tienen en marcha múltiples programas de inversión en infraestructuras y las constructoras chinas confían en dominar el mercado de la mano de socios españoles que cuentan con referencias y con unas relaciones históricas muy favorables. Asimismo, les permite abrir las puertas de Europa, donde hasta ahora sus actuaciones han sido limitadas.

Más allá de las infraestructuras, el interés de grupos chinos es creciente en múltiples negocios en España. Uno de los más activos en los últimos meses es el de las energías renovables, tanto como constructores y desarrolladores (Energy China) como accionistas. Es el caso de Fotowatio, objeto de deseo de Three Gorges. Otras firmas del gigante asiático que están apostando por el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas son Premier Group y el fabricante de paneles solares Risen Energy, que ya han hecho sus primeras incursiones en el mercado español. Hace poco más de tres años, China Tianying acometió la mayor operación de un grupo chino en España con la compra a ACS, por unos 2.000 millones de euros -deuda incluida-, de Urbaser, empresa especializada en servicios medioambientales.