GED impulsa su actividad con dos nuevos fondos de capital privado e infraestructuras

Mientras que la primera acaba de ganar la última convocatoria del ICO,

que le permitirá ampliar su nuevo fondo hasta 175 millones; la segunda anuncia
la creación de un vehículo de 300 millones

28 may 2019 / 11:09 H.

Todo apunta a que 2019 se convertirá en uno de los años más prolíficos de la gestora española GED. En el negocio de capital privado, liderado por Enrique Centelles Satrústegui, acaba de poner en marcha su sexto vehículo de inversión, para el que han captado ya más de 100 millones de euros. Esta cifra, además, se incrementará en los próximos meses ya que han sido una de las gestoras vencedoras de la última convocatoria del Fond-ICO Global y conseguirán llegar así a los 175 millones que tenían fijados como objetivo.

Para esto, es llamativo que el 95 por ciento de sus inversores han reinvertido en este nuevo vehículo -que han conseguido lanzar apenas unas semanas más tarde de recibir la autorización de la CNMV- que tiene la misma estrategia que el anterior: casi todas las transacciones realizadas por la firma han sido propietarias y buscan pymes en sectores con posibilidades de consolidación -normalmente, tienen preferencia por el industrial- en las que invierten con una estrategia de growth -expansión- o buy-out -compras apalancadas-.

Por el momento, ya han cerrado la primera inversión de este fondo: la compra del 70 por ciento de Aircraft Interior Refurbishment España (Aire), compañía especializada en servicios de mantenimiento de interior de cabinas de aeronaves -entre sus clientes figura Air Europa o Wamos, entre otros-. Además, la firma está analizando más operaciones de cara a cerrar más adquisiciones antes de que acabe el año y no teme a la aparición de fondos nuevos en el segmento del low mid-market. En palabras de Enrique Centelles Satrústegui, “en los últimos años, hemos desarrollado buenas redes industriales que nos permiten llegar a operaciones propietarias”. “Tenemos muy bien engrasada la máquina, por lo que no tememos un aumento de la competencia. Nosotros vamos a muy pocos procesos competidos y buscamos empresas en las que podamos tener un enfoque diferencial y en las que podamos hacer mucho buy & build -crear una plataforma a partir de una compañía líder en un segmento e ir engordándola con otras más pequeñas-”, añade el socio director de GED.

En este sentido, es destacable que con su vehículo anterior -que levantaron en 2015 con compromisos por valor de 150 millones de euros- han realizado siete adquisiciones, que han completado con 12 add-ons -compras para participadas-. De hecho, este vehículo no ha sido consumido en su totalidad ya que la firma todavía cuenta con recursos para seguir reforzando estas participadas, entre las que figuran compañías como Discefa -líder en pulpo congelado-, Araven -líder en fabricación de tuppers, carros y cestas de la compra de supermercados en España- o Cubers -dedicada a la fabricación y distribución de cubitos de hielo-.

Nuevo fondo para infraestructura

No obstante, la línea de capital privado no es la única que está de enhorabuena. El negocio de infraestructuras está dando los primeros pasos para lanzar a lo largo de este año un nuevo vehículo de inversión, para el que esperan captar entre 250 y 300 millones de euros. Cabe recordar que la gestora entró en este negocio en el año 2015, cuando compró el negocio de infraestructuras de Ahorro Corporación. De hecho, esta división de GED está liderada por Victoriano López-Pinto, el director general de la sociedad de valores de Ahorro Corporación.

Entre sus objetivos de inversión, la línea de infraestructuras busca compañías en sectores como transporte, economía social, telecomunicaciones y medio ambiente con orientación brownfield y greenfield. Según López-Pinto, “la parte de infraestructuras surge como un complemento del negocio del capital privado”. “El negocio de infraestructuras tiene menos rentabilidad, pero también menos riesgo. Hoy en día, lo que buscan los inversores es tener una cartera diversificada de activos y con nosotros lo encuentran”, añade. En cuanto a la estrategia, “realizamos inversiones de 25 millones de media, aunque nos movemos entre 15 y 40 millones de euros en función de la compañía”, explica el socio director de GED.

Además de su negocio como tal, la división de infraestructuras de GED también ha sido seleccionada recientemente junto a otra firma para gestionar 250 millones de euros del programa operativo Andalucía Feder 2014-2020 destinados al desarrollo de inversiones sostenibles e infraestructuras públicas y urbanas en la región. Las inversiones tendrán como objetivo la rehabilitación de zonas degradadas, el apoyo social y económico a comunidades desfavorecidas, la mejora de la eficiencia energética en edificios públicos, la innovación urbana o la recuperación de patrimonio cultural. Entre el tipo de activos, la firma puede apostar por hospitales, residencias geriátricas y de estudiantes, aparcamientos, parques de ocio, centros culturales y hoteles, entre otros. Todos los proyectos deben tener un porcentaje mínimo de coinversión o cofinanciación privada, equivalente al 30 por ciento del coste del proyecto.

La línea de López-Pinto también se encarga de gestionar Fondos Estructurales bajo la iniciativa Jessica destinados a proyectos de desarrollo urbano en Andalucía (España) y eficiencia energética en diversas regiones de España.