La fertilidad, en el objetivo de los fondos

La operación de EQT con Igenomix confirma el interés de las gestoras por este negocio, en el que también han cerrado transacciones en España Investindustrial o Nexxus

28 may 2019 / 10:39 H.

Los fondos han decidido apostar fuerte por la fecundación in vitro y por el negocio de la fertilidad en España. O lo que es lo mismo, con términos más entendibles y emotivos: la posibilidad de crear una vida humana y, por tanto, dar respuesta a la ilusión de millones de parejas que desean aventurarse en la experiencia de ser padres. Las razones por las que se están moviendo decenas de operaciones de inversión en este sector son varias. Entre las más relevantes es que “hace diez años las principales clínicas especializadas en fertilidad surgieron como startups y el negocio ha ido creciendo por una fuerte demanda hasta alcanzar a día de hoy rentabilidades que superan el 10 por ciento anual, con lo que los fondos y private equity se están interesando en estas operaciones”, explica un consultor legal que ha asesorado una importante operación en los últimos meses en España.

Otra de las razones -señala- es que se trata de “un sector anticíclico que permite una fácil internacionalización porque es un mercado abierto y con una fuerte dosis de innovación permanente y en constante crecimiento. Además, este sector sanitario tiene una fuerte demanda por diversos colectivos sociales que desean ser padres y por su condición sexual o por la falta de conciliación prefieren invertir en una técnica de laboratorio a la fertilidad natural”, asegura el mismo experto. Y añade: “El sector de la fertilidad tiene más perspectivas de crecimiento que el petróleo o el gas y Barcelona está superando a Madrid en el número de operaciones previstas”.

Una de las principales operaciones que se han llevado a cabo en lo que llevamos de año se ejecutó por parte de EQT, a través de su fondo VIII, que ha comprado Igenomix a Charme Capital. El negocio primario de esta compañía es la realización de diagnósticos genéticos para fecundación in vitro, algo que literalmente no es lo mismo que el término genérico de fertilidad o de sistemas de fertilidad como pueda pensarse en un primer momento. Esta ha sido la primera operación que realiza Carlos Santana desde que se incorporó a la firma para liderar el área de mid-market en abril del pasado año y tres años después de que EQT abriera oficina en nuestro país en 2015, que ahora está liderada por Asís Echániz -responsable también del negocio de infraestructuras de la firma en España y Portugal-.

“Charme y el equipo directivo reinvertirán de forma significativa en la compañía, y EQT contará con una participación mayoritaria. El equipo directivo de Igenomix, liderado por David Jiménez, su consejero delegado, continuará su expansión internacional y su trayectoria de liderazgo en investigación y desarrollo (I+D)”, señalan desde EQT.

Antes de la operación de EQT en España se han consolidado otras que han dado impulso el sector de la fertilidad.

Apetito por el sector

El fondo Investindustrial, controlado por la familia Bonomi, ha comprado Ginefiv por 30 millones. Se trata de una clínica ubicada en Madrid referente en tratamientos de reproducción asistida y pionera en fecundación in vitro en España. Los doctores José Bajo Arenas y Alberto Martínez de Arenaza fundaron en 1987 esta clínica que emplea a un centenar de ginecólogos, biólogos, psicólogos y enfermeras. Ginefiv -con un resultado bruto de explotación cercano a los 2,2 millones- realiza más de 4.500 tratamientos anuales, entre los que destacan fecundación in vitro y otras técnicas reproductivas. “España es un país con empresas innovadoras a las que nos interesa apoyar y dar capacidad de crecimiento”, señala el fondo inversor.

También destacó el grupo de clínicas de cirugía estética Dorsia -con 75 centros en las principales ciudades españolas- que dio entrada a los fondos internacionales Capzanine y Nexxus como accionistas minoritarios para dar apoyo financiero y estratégico y “potenciar así su desarrollo nacional e internacional”. En el grupo de salud también se encuentran las clínicas de fertilidad Eva Fertility y las clínicas de psicología y psiquiatría Origen. La entrada en el capital de Dorsia, Eva y Origen es la cuarta operación de Capzanine en España y la segunda desde su fondo de Flex Equity -la primera fue su entrada como minoritario en Ivnosys-, ya que las dos anteriores, la refinanciación de la distribuidora de prótesis de ortopedia MBA y la financiación de la compra de Goiko Grill por parte de L Catterton -el fondo de LVMH-, se realizaron desde su fondo de deuda privada. Hace dos años, la gestora española GED entró en el accionariado de la andaluza Vitro para impulsar el crecimiento internacional del grupo. Previamente, ProA Capital fue una de las pioneras en este subsegmento sanitario, ya que participó en el accionariado de Eugin desde 2014, que vendió a NMC Health por casi 150 millones.

Una de las operaciones más sonadas del sector fue la del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) y la firma norteamericana RMA que anunciaron su fusión con la intención de crear el mayor grupo mundial de tratamiento de la infertilidad: una compañía valorada en 940 millones. Bajo el nuevo nombre de IVI-RMA Global sus dueños esperan alcanzar 300 millones de facturación. Sanitas Hospitales también entró fuerte en el negocio con su alianza con Ginemed para extender su actividad en toda España.