La financiación alternativa gana peso en las transacciones

El negocio de la deuda amplía cuota para financiar las operaciones corporativas en España, donde tradicionalmente los bancos tenían el liderazgo. KPMG confía en la buena evolución de este mercado en 2019

30 abr 2019 / 09:00 H.

La financiación alternativa va ganando peso en el mercado transaccional español. Tanto es así que el 19 por ciento de directivos españoles confía en financiar sus adquisiciones mediante este tipo de estrategias, protagonizadas por los vehículos de direct lending, entre otros. Esta es una de las conclusiones a las que llega el informe Perspectivas de M&A en España en 2019 elaborado por la firma de servicios profesionales KPMG.

En este sentido, es destacable cómo la visión de los directivos españoles ha evolucionado en el último ejercicio, cuando sólo un 9 por ciento confiaba en financiar sus compras a través de estos fondos. Frente a esta situación, llama la atención la percepción sobre la banca: en 2018, el 67 por ciento confiaba en financiar sus transacciones a través de la banca nacional tradicional, frente al 58 por ciento de 2019. La banca extranjera cae del 29 al 20 por ciento este año.

No obstante, el entorno de tipos bajos favorece también la tradicional dependencia de los empresarios españoles a financiarse a través de la banca tradicional. De esta forma, el 68 por ciento de los participantes percibe que las entidades financieras se encuentran dispuestas a financiar operaciones. Un 25 por ciento considera que los bancos tienen un apetito fuerte y 43 por ciento un apetito moderado.

Por sectores, los más activos en Fusiones y Adquisiciones -M&A, por sus siglas en inglés- en 2019, en base a las respuestas de los directivos que han indicado que darán prioridad estratégica al crecimiento inorgánico, serán los de infraestructuras y construcción, servicios a empresas, banca, consumo y distribución, seguido de seguros, industria y healthcare.

En cuanto a las preocupaciones señaladas por los empresarios españoles encuestados por KPMG, la incertidumbre económica sigue siendo el principal obstáculo que prevén los directivos para la realización de fusiones y adquisiciones en España en 2019, tal y como ha afirmado el 60 por ciento de ellos. Le siguen los precios caros de los activos y la complejidad de la transacción, para el 35 y 24 por ciento respectivamente.

Buenas perspectivas

Pese a la preocupación creciente por la inestabilidad geopolítica y una previsible ralentización de la economía, los expertos de esta firma de servicios profesionales confían en que la actividad de M&A en 2019 continúe siendo positiva.

Según Jorge Riopérez, socio responsable de Corporate Finance de KPMG en España y de M&A en EMA, “pese de la incertidumbre, dada la liquidez del mercado y las buenas expectativas de crecimiento de las empresas españolas, que siguen despertando gran interés por parte de los inversores internacionales, somos optimistas respecto a la evolución para 2019”.