Los internacionales ponen el foco

en las ‘startups’ españolas

El pasado año, más de una veintena de fondos especializados en estas compañías realizaron operaciones en España por primera vez, demostrando la madurez del mercado del país

30 jul 2019 / 11:23 H.

La marca España también se está haciendo fuerte entre los inversores que apuestan por nuestro país en el capital semilla, o en los primeros negocios creados por las jóvenes startups. Desde 2018 se mantiene el dinamismo que ha caracterizado el Venture Capital en los últimos cuatro años que con 505 millones de inversión le sitúa como el tercer mejor ejercicio, por detrás de 2015 (548 millones) y 2017 (537,7 millones), según el informe de 2019 elaborado por Ascri. Estos datos arrojan que por quinto año consecutivo se ha cumplido un nuevo máximo histórico en startups españolas financiadas por el venture capital nacional e internacional (459 startups en 2018).

Aunque los nacionales son todavía los grandes protagonistas -en los últimos cinco años han duplicado los recursos dirigidos a startups y el número de inversiones-, la presencia de los internacionales sigue
creciendo exponencialmente. Según los datos de Ascri, el pasado año 21 gestoras de venture capital internacionales invirtieron por primera vez en España. El socio del Área de Mercantil de Ceca Magán, Carlos Guerrero, cree que los fondos internacionales seguirán poniendo su foco sobre la inversión en las startups españolas en los próximos años. “Los fondos internacionales han puesto el foco en la inversión en startups españolas, y desde hace dos años este apetito inversor se ha incrementado. Los motivos de este interés son varios, pero el más destable, es la madurez del ecosistema emprendedor e inversor en España”, concluye.

Un buen ejemplo de este apetito inversor es el que ha protagonizado este año Trucksters, startup española que se dedica a la optimización de la logística y la industria del transporte de mercancías. La firma ha cerrado una ronda de financiación de 850.000 euros liderada por los fondos Big Sur Ventures y Metavallon VC. Lo que atrajo a los inversores es que esta startup emplea un innovador software con Inteligencia Artificial para optimizar la gestión de los conductores de las empresas de transporte a través de los “relevos”. Entre los inversores están la joint venture creada entre Porsche y Axel Springer (APX) y Grupo Undanet, el brazo tecnológico del líder de distribución de neumáticos en España, Grupo Andrés.

Aquilino Peña, vicepresidente de Ascri y socio de Kibo Ventures, confirma las operaciones relevantes en este sector en los últimos meses. “Un ejemplo reciente y muy significativo es Alien Vault. De las ocho empresas que Kibo Ventures ha vendido, todas han sido a corporates internacionales, entre otros Airbnb, PayPal New Relic o Groupon. Todavía necesitamos que las grandes empresas nacionales adquieran compañías como parte de su innovación abierta”, comenta. Peña señala que “es difícil cuantificar sobre todo en la fase Seed, pero se estima que la inversión recibida en 2018 en España es de 1.300 millones de euros, según MWC Startup Ecosystem Overview 2019, incluyendo la ronda de financiación recibida por la empresa Barcelonesa Letgo (400 millones de euros). De toda esta inversión recibida, más del 60 por ciento proviene de fondos internacionales. “Nosotros creemos que el mercado español va a seguir creciendo y que se consolidará en un rango de inversión en torno a 2.000 millones al año”, manifiesta. Con estos datos sobre la mesa se puede afirmar que España reúne las condiciones necesarias para la creación de empresas de base tecnológica.

Los pilares de este atractivo se fundamentan en el Talento, el Capital y la Eficiencia. En cuanto al Talento: potentes universidades tanto relacionadas con la tecnología -UPM, UPC, UPV-, como universidades que promueven el emprendimiento -Icade, Iese, Esade- son el ecosistema perfecto para la creación de nuevas startups. No sólo nacional sino también internacional con emprendedores que vienen atraídos por el estilo de vida. El capital es básico porque el mercado español cada vez atrae más capital. “Tanto por la consolidación de los gestores que como en nuestro caso estamos levantando nuestro tercer fondo como por la capacidad de las startups de atraer capital internacional”, señala Aquilino Peña. Y en Eficiencia, la marca España de las startups ha creado dos hubs tecnológicos potentes como lo son Madrid y Barcelona, que ofrecen unos costes estructurales mucho más competitivos. Existen ejemplos muy claros de startups muy potentes como Vylinx, que tienen el equipo técnico basado en España y el equipo de ventas en Estados Unidos.

Por su parte, el socio del Área de Mercantil del despacho de abogados Ceca Magán, José María Pastrana, explica que “el apetito inversor de los fondos de inversión españoles e internacionales en startups españolas sigue su curso después de haberse disparado la inversión en casi un 40 por ciento en 2018. Las razones de este éxito son el menor impacto de los ciclos económicos sobre este tipo de inversiones en comparación con las grandes operaciones corporativa y la madurez alcanzada por el ecosistema emprendedor en España”. Y añade: “España es el segundo país europeo con mayor número de aceleradoras y el esfuerzo que en los últimos tiempos está realizando la administración para facilitar las inversiones fomenta el ecosistema de Startups”. “Por sectores, esperamos que este año, coincidiendo con la puesta en práctica efectiva de PSD2 a partir de septiembre, haya un repunte de operaciones relacionadas con fintech, tanto de agregadores de información financiera como de medios de pagos”, continúa Pastrana.