Diversifica... y vencerás

30 jul 2019 / 08:50 H.

    La volatilidad de los mercados financieros y su limitada rentabilidad está haciendo que cada vez más inversores se estén lanzando a invertir en la industria del capital privado, algo limitado hace unos años a los grandes inversores profesionales. De hecho, esta tendencia está muy ligada a la madurez del sector en España, que en el primer semestre del año ha movido un volumen de inversión superior a los 4.000 millones de euros, otro récord histórico.

    Sin embargo, la falta de inversores institucionales como en otros países -a excepción de algunos organismos públicos como el ICO- ha promovido que los mismos gestores de capital privado estén realizando importantes esfuerzos por explicar en qué consiste su inversión y los beneficios que pueden tener en términos de retornos de cara a obtener nuevos inversores. A falta de aseguradoras y fondos de pensiones, el objetivo se centra ahora en los inversores de banca privada.

    En este contexto, un buen número de entidades financieras están creando vehículos de inversión en activos alternativos a gusto del consumidor: desde capital privado como tal a infraestructuras, renovables, residencias de estudiantes, etc. La idea es ofrecer acceso a estas inversiones a clientes con un patrimonio superior a los 500.000 euros.

    No obstante, los bancos no son los únicos que están cambiando su oferta. Cada vez un número mayor de gestoras españolas se están lanzando a montar nuevos vehículos de inversión: desde Nazca o Sherpa para el low mid-market a Portobello para minorías, pasando por Investindustrial con fondos más pequeños o Capza para venture debt. La clave, según explican los expertos, es montar una estrategia diferencial y buscar nichos de negocio en los que se pueda aportar un valor nuevo mediante equipos especializados. Diversifica y vencerás.

    Una de las gestoras más avanzadas en este sentido es Alantra, que recientemente se ha lanzado a por el negocio del venture capital, donde pondrá en marcha su propio vehículo después de verano. Por el momento, todavía está analizando el tamaño y la estrategia a seguir.

    Ahora, el siguiente paso de las gestoras españolas es dar el salto internacional y buscar oportunidades en nuevos mercados más allá de la Península Ibérica. Todo apunta a que lo veremos en los próximos meses.