¿Qué pide el capital privado
a los Reyes Magos?

Miguel Zurita, Presidente de Ascri y Co-Chief Investment Officer y Managing Partner de Altamar Capital Partners

31 dic 2019 / 08:43 H.

    La capacidad del sector del Capital Privado -venture capital y private equity- de ofrecer soluciones de financiación innovadoras y con valor añadido a las compañías y rentabilidades atractivas a los inversores, se está plasmando en un enorme crecimiento. Llevamos varios años encadenando cifras récord de inversión, pero esto no es lo más relevante. De cara al 2020, lo más importante es que sigamos siendo capaces de ofrecer lo que compañías e inversores demandan, con trabajo y disciplina. ¡Y no tengo duda de que por los actores del sector no va a faltar el esfuerzo!

    Si cabe, debemos esforzarnos en continuar avanzando en las buenas prácticas en cuestiones de Responsabilidad Social Corporativa y Sostenibilidad, de manera que quede patente nuestra contribución al desarrollo económico de una manera que sea aceptable y beneficiosa para el conjunto de la sociedad. En tiempos de Navidad son las credenciales que nos permitirán escribir nuestra carta a los Reyes Magos.

    Y pasando por tanto al terreno de los deseos, en este entorno convulso nuestro primer deseo es uno de estabilidad. Estabilidad en primer lugar en lo macroeconómico. Tampoco pedimos mucho. La mayoría de los actores ya estamos contemplando una cierta desaceleración con la que podríamos convivir. En un entorno de tipos de interés bajos y mínimo crecimiento económico seguiremos siendo un magnifica solución para acelerar el desarrollo de las compañías a través de la innovación y fuentes alternativas de expansión, por ejemplo, mediante adquisiciones. En el otro lado del balance,
    el Capital Privado seguirá siendo para los inversores una fuente de rentabilidad que otros activos no ofrecen.

    Pedimos también a sus Majestades los Reyes estabilidad también en lo político, pero estabilidad llena de pragmatismo. Que se reconozca la relevancia de nuestro sector para la economía y que se mejore nuestro marco regulatorio para equipararlo al de nuestro entorno y retiren las limitaciones a nuestra expansión y desarrollo. Ojalá podamos tener un debate serio, en el que sin posiciones preconcebidas se nos permita demostrar nuestra contribución. Por supuesto que podremos mejorar como sector y estaremos encantados de hacerlo, pero sin recurrir a estereotipos que no se corresponden con la realidad.

    Nuestro firme propósito es seguir cumpliendo nuestras promesas de crecimiento y rentabilidad. ¡Ojalá que los Reyes Magos nos tengan en cuenta!