Un logro histórico para una revindicación histórica

25 feb 2020 / 10:16 H.

    Uno de los secretos a voces en el sector del capital privado español es la ligera ralentización con la que ha empezado el año. Algunos le quitan importancia achacando esta situación al momento del año -la frase de “hasta finales de febrero no hay que preocuparse” es una de las más repetidas-, otros a que muchas operaciones se aceleraron en diciembre adelantándose a la formación de Gobierno y el discurso en general gira en torno a la abundante liquidez del mercado, la confianza de los inversores en el país, etc. Sin embargo, en petit comité todos los directivos de la industria hablan del retraso en la toma de decisiones en función de los anuncios de la alianza Sánchez-Podemos.

    En este contexto, llama la atención que el año ha empezado con una de las noticias más esperadas por el sector: la aprobación de una mejora en la fiscalidad del carried interest -la comisión de éxito de los gestores de capital privado- en Navarra y País Vasco. Una de las reivindicaciones históricas de la industria que ahora esperan poder exportar al resto de España. Y es que, una de las peticiones más repetidas al nuevo Gobierno es la armonización de la fiscalidad entre comunidades y también respecto a otros países vecinos de cara a que España no solo sea un destino de inversión, sino que también resulte atractivo a la hora de captar talento.

    Paralelamente al logro histórico del carried interest, los directivos consultados defienden también la necesidad de facilitar la entrada de más capital al sector acabando con las tan criticadas comisiones en cascada que impiden que inversores institucionales como aseguradoras puedan destinar más dinero al sector. En este sentido, una de las mayores preocupaciones de la industria es la dependencia del sector del capital extranjero, no sólo a nivel de inversión directa -los fondos internacionales reinan en los megadeals- sino también a nivel de proporcionar recursos a las gestoras nacionales.

    Por eso, todos defienden la importancia de que el Gobierno siga prorrogando el Fond-ICO Global y les conceda más recursos. El capital privado ya ha demostrado sobradamente su track record en España y también que se ha convertido en una de las mejores fuentes de rentabilidad. No sólo en el universo de los activos alternativos, sino que ha ganado la batalla también a los tradicionales.